Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programación de la tarde

12:45 pm 4:45 pm

Programa actual

Programación de la tarde

12:45 pm 4:45 pm


Tanis y las evidencias del diluvio.

Escrito por el

¿Qué nos enseña un fósil recién descubierto en los Estados Unidos sobre la forma como se extinguieron los dinosaurios?

El fósil de una pata de dinosaurio encontrada en el sitio paleontológico de Tanis. (Fuente: BBC)

La única forma de conocer animales que están extinguidos es por medio de los registros fósiles. Estudiando esos elementos, podemos tener pistas de cómo vivían esas criaturas, se alimentaban, se reproducían y hasta como murieron. Los fósiles son motivo de fascinación para muchos, y dan alas a la imaginación de niños y adultos, especialmente cuando el asunto son los dinosaurios.

Lea también:

Para la mayoría de los científicos, que adoptan la cosmovisión evolucionista, el inicio de la extinción de los dinosaurios comenzó hace cerca de 66 millones de años, cuando un gran asteroide, de 12 km de ancho, alcanzó la región que hoy conocemos como Península de Yucatán, en México. Ya para los investigadores que consideran la cosmovisión creacionista, las evidencias científicas señalan a un diluvio universal como el evento principal responsable por la extinción de gran parte de las especies que vivieron hace mucho tiempo, y por la formación de sus fósiles.

Sitio de Tanis

Un reciente hallazgo llenó a los investigadores de expectativa. En una región conocida como Tanis, en el Estado de Dakota del Norte, en los Estados Unidos, se encontraron fósiles reveladores: una pata completamente conservada, un embrión de pterosaurio todavía dentro del huevo y otros fósiles de peces.

Lo más interesante sobre ese fósil es que los científicos afirman que posiblemente murió instantáneamente, el día del impacto del asteroide que habría diezmado los dinosaurios. Eso es totalmente nuevo, ya que fueron encontrados poquísimos fósiles de algunos miles de años antes del impacto, pero no del mismo período, lo que le da todavía más importancia a este hallazgo. [1]

Más curioso todavía es la ubicación en la que esos fósiles fueron encontrados: cerca de tres mil kilómetros del lugar alcanzado por el asteroide. Eso muestra la monstruosidad de ese impacto y sus consecuencias, que fueron sentidas en proporciones mundiales.

Distancia entre el lugar del impacto (Yucatán, Chicxulub, México) y el sitio paleontológico de Tanis, Estados Unidos. (Fuente: BBC One)

Pero usted puede preguntar: ¿cómo saben los paleontólogos que esos animales murieron inmediatamente después de la colisión de ese asteroide? Es cierto que un impacto de esa magnitud habría provocado tsunamis, terremotos, erupciones volcánicas, además de levantar una gran nube de polvo que contenía, inclusive, partículas del propio asteroide. De acuerdo con los investigadores involucrados en el estudio de los fósiles en Tanis, “los restos de los animales y plantas parecen haber sido empujados juntos con sedimentos por olas del río provocadas por inimaginables temblores. Organismos acuáticos se mezclaron con criaturas terrestres. […] Parece que ese animal tuvo la pata arrancada muy rápidamente. No hay evidencia de lo contrario. Entonces, la mejor explicación que tenemos es que ese animal murió rápidamente”. [2]

Los análisis químicos y físicos mostraron pequeñas partículas de vidrio conservadas en resinas de árboles y en peces que, probablemente, respiraron esas partículas junto con agua del río. Ellas poseen la misma composición y características extraterrestres que las identificadas en la región del impacto, en México. Todavía se necesitan más investigaciones y artículos para confirmar esas observaciones. Ellas todavía no son consenso, hay algunos científicos escépticos con respecto al momento de la muerte de esos animales. [1] [2]

Los efectos del diluvio, como los conocemos a partir de la Biblia, se parecen mucho a las descripciones hechas por esos especialistas. En el capítulo 7 de Génesis, la descripción es asombrosa: “[…] fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas,y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches” (Gén. 7:11, 12). Los términos bien conocidos hoy como tsunamis, meteoros y placas tectónicas no existían en la época en que el Génesis fue escrito, pero las evidencias científicas muestran que es posible que esos tipos de eventos hayan ocurrido durante el diluvio, inclusive impactos de grandes asteroides, cambiando la geografía y el clima del planeta Tierra.

También es posible notar, por las afirmaciones de los investigadores, que los eventos responsables por la muerte de esos animales fueron instantáneos, matándolos rápidamente. Una vez más hay coherencia con las condiciones del diluvio bíblico.